Fondo de pescado casero: auténtico sabor y versatilidad

El fondo de pescado es un caldo utilizado como base en muchas recetas de sopas, salsas y guisos. Se obtiene cocinando lentamente las cabezas, espinas y recortes de pescado en agua con hierbas, verduras y condimentos. Una vez que se ha extraído todo el sabor y valor alimenticio de los ingredientes, se cuela el líquido y se reduce o concentra.

Temas que trataremos

¿Por qué hacer fondo de pescado casero?

Es cierto que se pueden comprar cubitos de caldo en el supermercado, pero hacer el fondo de pescado en casa tiene varias ventajas. En primer lugar, el sabor es mucho más auténtico y delicioso. Los cubitos de caldo son un buen recurso cuando se tiene prisa, pero no se comparan con un fondo casero para lograr una excelente comida.

Además, hacer el fondo de pescado en casa no es tan complicado ni lleva tanto tiempo como se podría pensar. Aunque requiere algo de paciencia, el proceso en sí no es complicado y los resultados son realmente satisfactorios.

Tipos de fondos de pescado y sus usos

Existen diferentes tipos de fondos de pescado, cada uno con sus propias características y usos. A continuación, te presentamos algunos de los más comunes:

Fondo blanco de pescado

Este fondo se hace con cabezas, espinas y recortes de pescado blanco, limón, apio, algunas hortalizas de raíz y hierbas. Las cabezas de merluza y pescadilla son las más recomendadas. Si no se tienen suficientes espinas para hacer el caldo, se puede añadir algún pescado blanco fresco para reforzar el sabor.

El fondo blanco de pescado es casi incoloro, tiene un sabor delicado y es muy rápido de hacer. Se utiliza para hacer sopa de pescado, pescado hervido, aspics de pescado, salsas o guarniciones de platos de pescado y también arroces que lleven pescado o mariscos.

Cómo hacer pescado al vapor con verduras

Fondo de caza

Este caldo oscuro se hace con caparazones y sobrantes de volatería, huesos de vaca frescos, verduras y hierbas. Tiene un característico sabor a caza y se utiliza para hacer sopas, caldos o salsas de platos de caza, así como para mojar estofados y patés de carne de caza.

Fondo de verduras

Este fondo no es ni blanco ni oscuro y se puede hacer con cualquier tipo de verduras, como puerros, apio, zanahorias, repollo, lechugas, acelgas, champiñones, nabos, entre otros. Se utiliza principalmente como base de sopas y purés de verduras.

Cómo almacenar y conservar el fondo de pescado

El fondo de pescado bien tapado se puede conservar en el refrigerador durante aproximadamente diez días. Sin embargo, es recomendable volver a hervirlo cada 3 o 4 días para evitar que se agrie. Si deseas conservarlo por más tiempo, puedes congelarlo. Para ello, reduce el caldo concentrándolo antes de congelarlo y colócalo en bandejas para hacer cubitos de hielo. Una vez congelados, transfiérelos a bolsas de plástico etiquetadas.

El caldo de carne congelado se conserva hasta dos meses, mientras que el de pescado y el de verduras se conservan hasta un mes.

El fondo de pescado es un ingrediente esencial en la cocina, utilizado como base en muchas recetas. Hacerlo en casa tiene múltiples ventajas, ya que su sabor es mucho más auténtico y delicioso que el de los cubitos de caldo comprados en el supermercado. Además, no es tan complicado ni lleva tanto tiempo como se podría pensar. Con un poco de paciencia, se puede obtener un fondo de pescado casero que realce el sabor de tus platos y los convierta en verdaderas delicias.

Importancia del fósforo en la alimentación de salmones

¿Te gusto? Aqui te dejamos mas artículos en esta categoría