Pescados de sabor suave: opciones deliciosas y fáciles de cocinar

El pescado es un alimento que puede generar opiniones divididas, ya sea que te encante o que no puedas soportar su sabor. Sin embargo, existen variedades de pescado con un sabor suave que pueden ser una excelente opción para aquellos que no disfrutan del sabor característico de este alimento. En este artículo, te presentaremos algunas opciones de pescados de sabor suave y te daremos algunos consejos para cocinarlos de manera que no sepa mucho a pescado.

Temas que trataremos

Variedades de pescado de sabor suave

Si eres de los que no les gusta el sabor a pescado o simplemente prefieres opciones más suaves, aquí te presentamos algunas variedades que podrían interesarte:

  • Bacalao: El bacalao es una excelente opción para aquellos que buscan un pescado de sabor suave y ligero. Su carne se impregna fácilmente de los sabores de los ingredientes con los que se cocina.
  • Merluza: La merluza es otro pescado de sabor suave y ligero. Los pescados blancos, como la merluza y el bacalao, suelen tener un sabor suave y delicado.
  • Lenguado: Conocido como el rey de los pescados blancos, el lenguado ofrece una carne de sabor suave y delicioso. Es una excelente opción para aquellos que prefieren un sabor más suave.
  • Cazón: El cazón es un pescado blanco que pertenece a la familia del tiburón. Es muy popular en el sur de España y en las Islas Canarias. Su sabor suave y delicado lo convierte en una buena opción para aquellos que buscan un pescado de sabor suave.

Trucos para cocinar pescado de manera que no sepa mucho a pescado

Si deseas disfrutar del pescado pero no quieres que su sabor sea demasiado pronunciado, aquí te presentamos algunos trucos para cocinarlo:

  • Rebozado: Una forma de cocinar pescado de manera que no sepa mucho a pescado es haciéndolo rebozado o en forma de pescaito frito, como se hace en algunas zonas costeras de Andalucía. La fritura ayuda a camuflar el sabor a mar y permite disfrutar de un sabor menos intenso.
  • Adobo: El adobo es una técnica culinaria muy utilizada en Cádiz, especialmente para el cazón. Esta preparación consiste en marinar el pescado en una mezcla de especias y vinagre antes de freírlo. El cazón en adobo tiene un sabor suave y el adobo ayuda a disimular el sabor a pescado.

Pescados con pocas espinas

Si te gusta el sabor a pescado pero no puedes soportar las espinas, aquí te presentamos algunas opciones de pescados con pocas espinas:

  • Merluza: La merluza es conocida por tener pocas espinas, lo que la convierte en una excelente opción para aquellos que prefieren evitarlas.
  • Lenguado: Al igual que la merluza, el lenguado también tiene pocas espinas, lo que lo convierte en una opción segura para aquellos que no las toleran.
  • Bacalao: El bacalao es otro pescado con pocas espinas, lo que lo hace ideal para aquellos que prefieren evitarlas.
  • Gallo: El gallo es otro pescado con pocas espinas, lo que lo convierte en una opción segura y fácil de disfrutar.
  • Jurel: El jurel es un pescado con pocas espinas que puede ser una excelente opción para aquellos que buscan un sabor suave y una textura agradable.

Si eres de los que no les gusta el sabor a pescado o simplemente prefieres opciones más suaves, existen variedades de pescado con un sabor suave que pueden ser una excelente opción. Además, con los trucos adecuados de cocción y eligiendo pescados con pocas espinas, podrás disfrutar de todos los beneficios que el pescado ofrece para tu organismo sin tener que lidiar con su sabor o las espinas. ¡Atrévete a probar nuevas opciones y cuál es tu pescado de sabor suave favorito!

Esturión: el pez del caviar en peligro de extinción

¿Te gusto? Aqui te dejamos mas artículos en esta categoría